20 julio 2012

La importancia del agua de riego en la agricultura del siglo XXI

Sin duda, en la Agricultura de nuestros días, todos estamos muy interesados por los avances y las nuevas tecnologías que se van incorporando como, herramientas para obtener una mayor-mejor producción con un menor coste e impacto al medio ambiente.

También podemos afirmar que dentro de la agricultura, en la mayoría de los sectores, existe un gran conocimiento tecnológico que nos permite dominar la situación. Sin embargo es en algunos sectores particulares donde podemos avanzar y mejorar las prácticas habituales.

Esto ocurre en el sector del riego, que contamos con sistemas muy avanzados como el goteo, y automatismos que nos permiten un gran aprovechamiento del agua. Pero no tenemos en general un buen control y seguimiento de este riego en nuestras fincas y es aquí donde podemos realizar un gran avance y perfeccionamiento.

Existen suficientes razones para controlar y optimizar el riego de nuestras fincas:

     - En nuestro tiempo el agua es un recurso escaso que hay que preservar.
     - La demanda de otros sectores aumenta: consumo humano, industria, turismo,…
     - En riegos localizados y fertirrigación es muy importante el manejo del riego, ya que la fertilización utiliza este vehículo para llegar a la planta.

El agua de riego puede que sea o haya sido barata, pero regar mal sale caro en todos los casos:
     - Si regamos por defecto, disminuye el rendimiento del cultivo.
     - Si regamos en demasía, gastamos innecesariamente energía, favorecemos el lavado de fertilizantes, hacemos que ciertas enfermedades se den con mayor incidencia, y contribuimos a la contaminación del suelo y del agua subterránea.

Por tanto parece necesario controlar el riego, pero también podemos hacernos las siguientes preguntas ¿Cuántas fincas y cultivos se siguen regando “a ojo”? ¿Cuántos aplican algún método para calcular dosis y frecuencia de riego adecuadas?
Las respuestas a estas preguntas conlleva analizar aspectos no sólo agronómicos, sino culturales, económicos, divulgativos, técnicos y de investigación.
Podemos analizar hasta qué punto existen técnicas suficientes para lograr una aplicación racional del agua en finca, si la disparidad de suelos y cultivos dentro de una misma finca permite este control, si son rentables para cualquier tipo de explotaciones, etc.

Por todo llegamos al convencimiento de que es necesaria la aportación de todos a esta tarea: agricultores, técnicos, empresas, investigadores, formadores, gobernantes.
Para todos juntos, cada uno en su parcela, podamos dar respuesta al mejor aprovechamiento del bien escaso que es el agua, sin olvidar la responsabilidad de alimentar a un planeta cada vez más habitado, es decir con menos agua producir más y mejor.

Paco Molina
Director Agrónomo
Grupo Gat

16 julio 2012

¿Cuál es el valor de la cáscara de ajo?


Vivimos hoy en un mundo que un artículo bien escrito y razonado vale la pena leerlo y no prestar atención a la “cáscara de ajo” (algo que como sabéis carece de valor) que al día siguiente cambia la realidad.
Cualquier intento de predecir que va a suceder cada día, semana, el próximo mes, no es más que una ilusión. Se trata de un nivel generalizado, pero en contraste con la tendencia a nivel privado puede demostrar lo contrario.
Gat siempre ha destacado por su capacidad de identificar las necesidades y la demanda de sus clientes. Se ha distinguido siempre por su capacidad de ajustar los recursos de la empresa a las tendencias futuras, identificando la tecnología que viene y la necesidad de la siguiente, sincronizando el carácter del comportamiento del sector, (siendo en algunos casos conservador y en otros anticuado), con los avances tecnológicos que en el resto del mundo está muy avanzado. Y lo más importante lo hace, sin atajos, sin perder la visión ni la forma, mientras se insiste en la correcta dirección y un funcionamiento óptimo.


Por favor, mira a tu alrededor, en casa, amigos y familiares, y observa cómo la crisis no es sólo crisis económica y moral, es también crisis de identidad. Piensa cómo España fue hace varios años y cómo está hoy en día,  el pueblo o el barrio de cada uno de nosotros. Mira la incapacidad de la mayoría de los que nos rodean para salvar su futuro y mira a Gat. “Mira cómo una empresa que cree en su camino hacia el éxito a pesar de las dificultades, continúa desarrollándose y evolucionando”.  

A pesar de vivir una crisis severa en los últimos años, en Gat hemos invertido cientos de miles de euros cada año en la mejora de su producción y logística.
La compañía continúa invirtiendo en estos días, sumas muy elevadas, para mejorar la calidad del producto y su disponibilidad para el cliente.
Es una empresa que invierte casi exclusivamente en la mejora de su relación con el cliente, la mejora de su imagen, creando una sociedad moderna, que toma las decisiones de marketing basadas en hechos y cifras respaldadas.
Antes, una crisis estallaba cada pocos años. Hoy en día tenemos una crisis cada semana. Antes las magnitudes de las crisis eran controlables, hoy todas las crisis llegan intensas. Por eso, tenemos que saber también, protegernos de los daños como consecuencia de la crisis y continuar al mismo tiempo luchando por la innovación y el crecimiento.
La manera correcta de mantener la empresa viva en estos días difíciles es ser fiel a su visión y a su camino. Sólo entonces, podremos hacer una política, que a veces no es la más cómoda y seguir promoviendo la empresa para llegar a un refugio seguro.


“Superar esta crisis es como un maratón. Gana quien tiene más aire y el más preparado”.

Doron Wax
Consejero Delegado
Grupo Gat

10 julio 2012

Uno de nuestros objetivos: 'Confianza del Cliente'


Quién no ha escuchado alguna vez el dicho: “de lo malo a lo bueno se acostumbra uno rápido el problema viene cuando se pasa de lo bueno a lo malo”. La situación económica que sufrimos en la actualidad ha hecho que este comentario sea de una gran aplicación y ponga de manifiesto la capacidad de la gente para adaptarse, lo mejor posible, tanto en la vida personal como en la vida profesional.
En las plantas de gat está quedando bien demostrada esta capacidad de adaptación sobre todo con los cambios originados en fabricación. Es impresionante trabajar cambiando procesos según las nuevas necesidades de los clientes, adaptando los equipos para solventar la variabilidad de las materias primas e incluso poniendo en marcha instalaciones que estaban fuera de servicio para aprovecharlas en nuevas líneas de producción.


¡Y todo esto sin que se aprecie diferencia alguna en la calidad del producto que ofrecemos!
Las inversiones realizadas tanto a nivel de control de producción (depósitos con mayor capacidad, software de planta,..) como a nivel de control de calidad (nuevo equipo de laboratorio) están dando sus frutos y nos están permitiendo mantener nuestro propósito de realizar un buen trabajo a pesar de los inconvenientes que puedan surgir. 
La profesionalidad de una empresa, sea cual sea su sector, debe demostrarse en los malos momentos pues es entonces cuando se gana la confianza de los clientes y desde mi punto de vista gat, en este sector de la agricultura, cumple su objetivo. 

Francis Pérez
Jefa de Producción

06 julio 2012

Optimismo agrícola para el 2012

El sector de la alimentación y en concreto el agrícola, están sorteando la crisis global, presentando unas perspectivas favorables de cara a 2012. Esta es una de las primeras conclusiones que muestra el Cuadro 500 de Crédito y Caución (operador líder del seguro de crédito interior y a la exportación en España desde su fundación, en 1929), que incluye cerca de medio millar de previsiones detalladas de comportamiento de 14 sectores en 34 mercados. Si quieres saber más, aquí tenéis el link.