05 marzo 2013

Como combatir al Mosquito del Trigo



Recientemente se ha detectado una elevada incidencia del mosquito del trigo, también llamado mosca de Hess (Mayetiola destructor Say) en la presente campaña 2012-13, iniciando su primera generación en las campiñas cerealistas de Jerez y de Carmona. 

¿Cómo se ha detectado?

Una serie de agricultores, inquietos ante la aparición de síntomas de crecimiento débil y amarilleamiento en sus trigos, han enviado unas muestras durante la primera quincena de Enero al Rancho de la Merced, donde tiene sede el servicio de asesoramiento y diagnóstico de plagas y enfermedades de los cereales que ofrece el IFAPA.
Todos los diagnósticos apuntan a que se trata del mosquito del trigo.

Se trata de una plaga tradicional en los cereales de invierno de Andalucía, relativamente poco importante pero que en ocasiones puede causar daños notables. Tal es el caso de Córdoba en los años 90, cuando este mosquito amenazó con arrasar los cultivos sin freno, causando una pérdida de cosecha de hasta el 40%.

¿Cómo actúa?
 
La hembra del mosquito deposita los huevos en el haz de las hojas jóvenes de las plantas de trigo, y las larvas, inmediatamente después de nacer, se desplazan en dirección al suelo hasta llegar al cuello de la planta. Una vez allí, segregan una gran cantidad de saliva rica en una enzima que rompe las paredes celulares y de los jugos que resultan, es de lo que se alimenta.

En los cultivos afectados, el daño ya está hecho. Se notará en forma de retraso y menor ahijamiento, en definitiva, menor rendimiento. Aunque se puede mejorar el cultivo con un buen abonado de cobertera que favorezca un mayor ahijamiento, el problema lo tendremos en Febrero, con la salida del mosquito adulto, inicio de la 2ª generación que será la responsable de muchas espigas blancas y por tanto, de un descenso importante del rendimiento.

¿Cómo combatirlo?



No hay ningún tratamiento químico autorizado para esta plaga, salvo que se conceda una autorización expresa para realizar un tratamiento. Sin embargo, podemos confiar en que diferentes especies de himenópteros, que parasitan a este mosquito del trigo, se encuentren en nuestra fauna auxiliar. Tened en cuenta que el nivel de parasitismo sobre pupas en el mes de marzo puede llegar a ser superior al 90% (lo cual es un consuelo).
Por otro lado, ciertas prácticas culturales como el retraso de la siembra y aplicar una técnica ya en desuso, el "aricado", consistente en arar muy superficialmente la tierra, casi rascándola, cuando la planta está creciendo, han demostrado una relativa eficacia en la lucha contra este insecto.

En una noticia publicada en mayo del año pasado en el diario Hoy.es (ver completa
aquí), el triunfo sobre la plaga se consiguió en Extremadura mediante una nueva variedad resistente al mosquito del trigo desarrollada a tal fin. Esta nueva variedad, contiene dos genes, el H27 y H30 presentes en dos variedades silvestres, le confieren dicha resistencia. A esta nueva variedad, mucho más productiva según dicen, le pusieron el nombre de Maguilla, localidad cerca de Llerena, en el extremo sureste de la provincia de Badajoz, donde se estableció el centro de los trabajos de investigación para la erradicación de este insecto.

Equipo de Redacción
Gat Fertiliquidos 

Fuente: IFAPA

No hay comentarios:

Publicar un comentario