22 agosto 2013

Puntos de reflexión

Tres puntos principales estaban sobre la mesa en el Congreso Anual de Fertilizantes de San Antonio (TEXAS) y así se expuso en la presentación del evento técnico de Almería.
El primero, y no es ningún secreto porque hemos estado hablando de ello durante los últimos años, es el aumento constante a un ritmo de 2% anual del consumo mundial de alimentos.
Este aumento requiere la asignación de recursos (tierras, agua y medios de fabricación) de los que algunos de países están empezando a carecer. China y la India por ejemplo, ya han alcanzado el umbral de su capacidad para encontrar nuevas áreas agrícolas. Este punto beneficia a los países que tienen abundantes terrenos para la agricultura, agua y un clima favorable que permite el crecimiento de la producción agrícola durante todo el año, como es el caso de España.

El sorprendente segundo punto es que la mayor parte del aumento en el consumo de alimentos se debe a las frutas y verduras. Es decir, un crecimiento constante en el nivel de vida de países en desarrollo como China e India, cambia la fuente de los alimentos que consumen. Este segundo punto beneficia a los países que pueden aumentar la producción de frutas y verduras como España.

Y el tercer punto, y el más importante, es el siguiente dato estadístico:
El 35% de los agricultores en los Estados Unidos son menores de 34 años.
Léalo de nuevo y reflexione, el  35% de los agricultores son menores de 34 años. Esto es válido no sólo para el enorme mercado estadounidense, sino también para mercado mundial.
El proceso de rejuvenecimiento de la agricultura trae consigo una nueva “generación tecnológica” que no está satisfecha con el crecimiento tradicional, si no que está en una búsqueda constante de innovaciones. Esta “generación tecnológica” opta libremente por trabajar en la agricultura sin imposiciones ni obligaciones familiares.

Esta nueva generación ha causado cierta confusión entre las empresas de insumos agrícolas, obligando a grandes empresas a enfocar sus esfuerzos hacia el agricultor pequeño, tratando de entender sus necesidades y como toman las decisiones. La nueva agricultura ha estado buscando nuevos mercados y cultivos beneficiosos.
El retorno a la agricultura de la generación más joven y posiblemente más preparada de nuestro país, es debido principalmente a la comprensión del gran futuro estratégico y económico de la agricultura, realizándose sin embargo sin el apoyo del gobierno. 
Esta falta de apoyos gubernamentales constituye un serio peligro para la agricultura en España. La agricultura Americana puede entrar fácilmente en nuevos cultivos y tecnologías para superar las reticencias y barreras de entrada, y la agricultura española está pagando  un alto precio por centrarse sólo en los mercados europeos, estancándose en la búsqueda y desarrollo de nuevos mercados, lo que origina un fenómeno peligroso de falta de atractivo para la industria. 
No hay explicación de por qué la agricultura, que debería ser uno de los sectores estratégicos de España, no puede atraer más a las nuevas generaciones que fácilmente podrían afianzarlo en esa merecida posición innovando a su vez.

Doron Wax.
Consejero Delegado
Grupo Gat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario