26 septiembre 2013

Abonado racional del cereal

En Gat estamos convencidos que una fertilización racional es la base para conseguir una buena producción y por tanto una buena rentabilidad de su cultivo de cereal.
Por eso dirigimos nuestro trabajo en este sentido, avalados por nuestra experiencia, la colaboración de nuestros clientes y los numerosos ensayos realizados.


Para realizar un Plan de abonado de forma racional y rentable es imprescindible tener en cuenta los tres principios generales de la fertilización:

1.- Ley de la restitución: Es necesario mantener la fertilidad suelo.
Reponer los nutrientes que extraen las cosechas y los que pierde el suelo.
2.- Ley del mínimo:
El rendimiento que se alcanzará estará determinado por el nutriente que se encuentre en menor cantidad con respecto a las necesidades del cultivo.
Hay una interrelación entre los nutrientes, por ello deben estar bien equilibrados entre sí.
3.- Ley de los aumentos decrecientes:
No debemos aumentar las dosis por encima del techo de productividad de ese elemento

Por tanto se debe tener en cuenta tanto la dinámica de los nutrientes en el suelo como las necesidades del cultivo.

Necesidades del suelo: Basados en análisis de suelo
El objetivo es ajustar la fertilización de manera que garantice la productividad y fertilidad del suelo a corto y largo plazo, al mínimo coste posible.
Los suelos deben contener la cantidad de nutrientes que el cultivo necesite en cada momento, y estos deben estar en forma soluble y asimilable por las plantas.
Con el Análisis de suelo es posible ajustar la fertilización con mayor precisión, al conocer el contenido de nutrientes disponibles y asimilables por las plantas. Debe ser realizado e interpretado por un experto en fertilidad, para conocer las características físicas, químicas y biológicas del suelo, y relacionarlas con las condiciones agroclimáticas de la región. En definitiva Comprender el comportamiento de los distintos nutrientes en el suelo.

1.- El Nitrógeno, en el suelo la parte disponible para el cultivo se encuentra principalmente en forma de nitrato, y es por tanto

13 septiembre 2013

Nuevo curso

A punto casi de terminar por fin el verano, nos disponemos a continuar con nuestro compromiso con el éxito de los cultivos de nuestros clientes.

Unas campañas ya están finalizando como la de la vid, a otras les queda poco para la cosecha como el olivar,  y en Gat estamos ya proyectando como poder dar nuestro mejor servicio en los cultivos que tienen comienzo en otoño,  por ejemplo el cereal de invierno.

Esta próxima campaña de otoño la afrontamos con mucha ilusión,  equipados con la última tecnología,  nuevas vías de comunicación, etc.  En definitiva, el espíritu que nos caracteriza con nuevas y amplias miras de futuro.

Por supuesto en ese futuro, nuestros clientes son la pieza clave porque somos fieles a la confianza que han depositado en nosotros. Ellos nos hacen mejorar e innovar para no dejar de ofrecerles la calidad que representamos como marca.